Caso: Opcionalidad

Taleb + Monahan + Schopenhauer + Newport + Munger


Este caso incluye reflexiones pintorescas. Conéctalas con tu carrera. Encontrarás, al final de cada fragmento, un link a la fuente original y algunas preguntas extra. Responde aquellas que llamen tu atención. Anota ideas desordenadas.

Revisa las instrucciones: El método del caso.

__________________________________________
__________________________________________

El cisne negro. Nassim Nicholas Taleb


Aprovechemos cualquier oportunidad, o cualquier cosa que parezca serlo. Estas son raras, mucho más de lo que pensamos. Recordemos que los Cisnes Negros tienen un primer paso obligatorio: debemos estar expuestos a ellos. Muchas personas no se dan cuenta de que han tenido un golpe de suerte cuando lo experimentan. Si un gran editor (o un gran tratante de arte, o un ejecutivo de la industria cinematográfica, o un célebre banquero, o un gran pensador) sugiere una cita, cancelemos cualquier cosa que hayamos planeado: es posible que nunca más se nos abra esa ventana. A veces me sorprendo de que sean pocas las personas que se dan cuenta de que estas oportunidades no brotan de los árboles. Recojamos todos los billetes gratuitos que no sean de lotería (esos cuyos beneficios son a largo plazo) que podamos y, una vez que empiecen a ser rentables, no los descartemos. Trabajemos con ahínco, no en algo pesado, repetitivo o mecánico, sino en perseguir esas oportunidades y maximizar la exposición a ellas. Esto hace que el hecho de vivir en ciudades grandes tenga un valor incalculable, porque aumentamos las probabilidades de encuentros con la serendipidad. La idea de asentarse en una zona rural alegando que «en la era de Internet» hay buenas comunicaciones, nos aleja de esa fuente de incertidumbre positiva. Los diplomáticos comprenden esto muy bien: las conversaciones informales en los cócteles suelen derivar en grandes avances, y no la seca correspondencia o las conversaciones telefónicas. ¡Vayamos a las fiestas! Si somos científicos, tal vez captemos una observación que prenda la mecha de nuevas investigaciones. Y si somos autistas, mandemos a nuestros colegas a esos eventos. 

Hay cisnes negros positivos y cisnes negros negativos.

¿Cómo incrementar tu exposición a eventos positivos? ¿Cómo reducir tu exposición a eventos negativos? ¿Cómo eliminar tu exposición a eventos fatales? La fortuna favorece a la mente preparada, que dijo el químico Pasteur, ¿qué conocimientos priorizar en el desarrollo de un perfil profesional con opcionalidad? Las redes sociales son elemento esencial en tu estrategia de exposición positiva, ¿qué plataformas se ajustan mejor al mensaje que puedes dar? ¿Qué personas te gustaría conocer? ¿Cómo llamar su atención? ¿Qué contenido publicar?

Fragmento del boletín:

Hablaremos de cisne negro si [el evento] cumple con las siguientes tres características:

1. Es un suceso inesperado.
Nada hacía prever que pudiera suceder. No obstante, ha sucedido. Todo discípulo talebiano debe renunciar al instinto de querer entender el mundo. La economía, las decisiones con efectos de segundo orden, será siempre impredecible. El conocimiento es una ilusión, no existen certezas en un sistema dinámico operado por simios irracionales. Nótese que el cisne negro es una sorpresa a ojos del aventurero, quien cree comprender la realidad, no para los aborígenes australes, más humildes intelectualmente. Cuando te pasas de listo, los unknow unknowns te recuerdan tus limitaciones. El peligro no está en aquello que desconoces sino en aquello que desconoces que desconoces. Así ha sido a lo largo de la historia de la humanidad.

2. Tiene un impacto devastador. Que no lo hayamos previsto significa que no estaremos preparados. Una cuestión de tamaño. Los elefantes, no los mosquitos, son más vulnerables a los shocks inesperados. No necesariamente cierto, si diseñásemos esos grandes sistemas desde el principio de precaución, con el fin de sobrevivir eventos extremos en una distribución de cola larga. Esa es la incertidumbre por cubrir, con políticos que tomasen sus decisiones según la información no disponible, incorporando cisnes negros. ¿Cuál es la utilidad de un modelo que omite riesgos fatales? Caso paradigmático: un macroeconomista, por circunstancias externas, erra su predicción. Publica un tuit preguntando si tenía razón. La reflexión es estúpida porque, si los cisnes negros son una constante, el análisis carece de valor. Es de locos recordarlo: no falla la realidad, el problema es el modelo.

3. Será evidente a posteriori.
Ex ante nadie dijo nada. Ex post todos pueden explicarlo. La excusa que utilizarán políticos españoles, después de semanas de inacción. Sería un pretexto válido si operaran con información imperfecta, pero tenían los datos de Italia. El sesgo de retrospectiva dice que, una vez descubierto, el cisne negro parece lógico, inevitable. Pero, durante el boom inmobiliario, eran pocos quienes alquilaban su casa. No por mal criterio financiero, más bien por nuestra condición de animales sociales—o el coste de aguantar los comentarios aleccionadores de un vecino hipotecado. Sin convicciones fuertes terminabas subiéndote al carro. El sesgo apareció después del crash. Solo entonces comprendimos la fragilidad de una economía sobreendeudada.

__________________________________________
__________________________________________

Posición que te jodan. William Monahan


Si estás ganando dos millones y medio cualquier capullo en el mundo sabe qué hacer. Te compras una casa con un tejado de 25 años, un indestructible utilitario japonés y metes el resto al 5 por ciento para pagar tus impuestos. Y ahí tienes tu base, ¿lo pillas? Esta es tu fortaleza de la puta soledad. Esto te pone para el resto de tu vida al nivel 'que te jodan'. ¿Que alguien quiere que hagas algo? "Que te jodan." ¿Que tu jefe te cabrea? "Que te jodan." Sé el dueño de tu casa. Guarda algo de dinero en el banco. No bebas. Eso es todo lo que tengo que decir a cualquier persona de cualquier nivel social. ¿Tu abuelo tomó riesgos? Puedo garantizarte que lo hizo desde una posición 'que te jodan'. La vida de un hombre sabio se basa en el 'que te jodan'. Los Estados Unidos de América se basaron en el 'que te jodan'. ¿Eres un rey? ¿Tienes un ejército? ¿La mejor marina de la historia del mundo? "¡Que te jodan, chúpamela!" Nosotros mismos nos joderemos.

Una película con guión de William Monahan. La increíble interpretación de John Goodman da mayor credibilidad al concepto. La posición 'que te jodan' ofrece un claro ejemplo de opcionalidad, reduciendo tu dependencia externa podrás aprovechar oportunidades inesperadas. La actitud del escritor Charles Bukowski es un claro ejemplo de las ventajas sociales que conlleva: "Siempre empecé mis trabajos con la sensación que pronto lo dejaría o que me despedirían. Esto me dio una actitud relajada que muchos confundieron con la inteligencia o una especie de poder secreto."

¿Cómo construir una posición 'que te jodan' a nivel financiero? ¿Y a nivel personal?

__________________________________________
__________________________________________

Aforismos sobre la sabiduría de la vida. Arthur Schopenhauer


En modo alguno creo estar incurriendo en algo indigno de mi pluma si recomiendo que se tenga sumo cuidado en conservar tanto el patrimonio adquirido como el heredado. Poseer de nacimiento lo necesario para vivir holgadamente de manera holgada y verdaderamente autónoma, es decir, sin tener que trabajar, aunque se esté solo y sin familia, es una ventaja invalorable, pues representa la exoneración y la inmunidad frente a las carencias y los infortunios que aquejan la vida humana, es decir, la emancipación de una servidumbre generalizada, de un destino natural de todos los hijos de esta tierra. Sólo gracias a este auténtico privilegio del destino se nace realmente libre, sólo así se es de verdad sui juris, o sea dueño de su propio tiempo y de sus propias fuerzas, y se puede decir cada mañana: «el día me pertenece». Por idéntica razón, la diferencia entre quien recibe una renta de mil talentos y el que la recibe de cien mil es mucho menor que la que existe entre el primero y quien no posee nada. El patrimonio heredado alcanza su máximo valor cuando quien lo recibe está dotado de facultades intelectuales de orden superior y persigue objetivos poco compatibles con los negocios, pues ello significa que ha sido doblemente favorecido por la fortuna y puede consagrarse a su genio, y saldará cien veces su deuda con la humanidad si logra aquello que nadie más alcanzó y produce algo que redunde en mayor provecho o gloria del conjunto de la misma. Acaso otra persona en situación igualmente ventajosa adquiera méritos ante el género humano con sus proyectos filantrópicos. Pero quien, habiendo nacido con bienes de fortuna, no lleve a cabo ni lo uno ni lo otro, aunque sea parcialmente, o al menos se esfuerce en realizarlo, o se ponga en condiciones de ayudar a la humanidad aprendiendo concienzudamente alguna ciencia, no pasará de ser un vulgar ladrón, digno del mayor desprecio. Pero tampoco será feliz: pues el estar exento de necesidades lo pondrá a merced del otro polo de la miseria humana, el aburrimiento, que lo atormentará tanto que habría sido más dichoso de haber tenido que trabajar para satisfacer sus carencias materiales. Y este aburrimiento lo desviará hacia extravagancias capaces de destruir incluso aquella otra ventaja, de la que demostró ser indigno. De hecho, son incontables las personas que se han visto sumidas en la pobreza porque, habiendo dispuesto de dinero, lo gastaron para mitigar temporalmente el aburrimiento que las agobiaba.

Compra el libro de Arthur Schopenhauer

La falta de independencia es un problema atemporal.

¿Cuál es tu estrategia financiera para garantizarte posición 'que te jodan'?

__________________________________________
__________________________________________


Antifrágil. Nassim Nicholas Taleb


Las opciones, cualquier opción, te darán más upside que downside, son vectores de antifragilidad. Si tienes opcionalidad, no necesitas inteligencia, conocimiento, visión o habilidades. Porque ya no tienes que acertar tan a menudo. Basta con no cometer errores que te perjudiquen (actos de omisión) y reconocer resultados favorables cuando ocurran. La clave es que la evaluación no es necesaria de antemano, solo después del evento.

Regresamos a Taleb. El filósofo libio busca, dándose opcionalidad, la exposición positiva en su día a día.

¿Cómo incrementar la opcionalidad en tu carrera profesional? ¿Qué opciones ejecutaste en el pasado? ¿Qué opciones estás hoy dándote? ¿Cuáles serán tus opciones futuras?

__________________________________________
__________________________________________

Hazlo tan bien que no puedan ignorarte. Cal Newport


En las películas sale esa idea de que debes perseguir un sueño. Pero yo no me la creo. Las cosas suceden en etapas. Ira Glass enfatiza que se necesita tiempo para ser bueno en algo, algo que dice desde los muchos años que le llevó dominar, la radio hasta que salieron opciones interesantes. «La clave está en obligarte a trabajar, hasta que desarrolles una habilidad; esa es la fase más difícil». Al darse cuenta de los rostros de los estudiantes, que tal vez esperaba escuchar algo más estimulante, y no que todos los trabajos son difíciles—así que aguanta, Glass continuó: «Siento que tu problema es que intentas juzgar las cosas en abstracto, antes de hacerlas. Ese es tu error». Otras entrevistas en el archivo promueven esa misma idea de que es difícil predecir de antemano lo que finalmente te gustará. El astrobiólogo Andrew Steele, por ejemplo, exclama: «No, no tenía idea de lo que iba a hacer. Me opongo a los sistemas que dicen que debes decidir ahora qué vas a hacer». Uno de los estudiantes le pregunta a Steele si había comenzado su programa de doctorado esperando algún día cambiar el mundo. «No», responde Steele, «solo quería opciones». «Tengo muchos intereses diferentes y no tengo enfoque», se queja uno de los estudiantes. Steele responde: «Nunca estarás seguro. No quieres estar seguro». 

Estas entrevistas enfatizan un punto importante: las carreras sólidas tienen orígenes complejos, rechazando la idea que todo lo que tienes que hacer es limitarte a seguir tu pasión. Amy Wrzesniewski, profesora de comportamiento organizacional en la Universidad de Yale, ha hecho carrera estudiando cómo las personas piensan acerca de su trabajo. Explora la distinción entre un trabajo, una carrera y una vocación. Un trabajo, en la formulación de Wrzesniewski, es una forma de pagar las facturas, una carrera es un camino hacia una posición mejor y una vocación es un trabajo que es parte importante de tu vida, parte de tu identidad. Wrzesniewski descubrió que los años trabajados eran un indicador de vocación. En otras palabras, cuanta más experiencia, más probabilidades de amar su trabajo. En la investigación de Wrzesniewski los empleados más felices y apasionados no son aquellos que siguieron su pasión, sino aquellos que trabajaron el tiempo suficiente hasta ser buenos en lo que hacían. Si tiene muchos años de experiencia, habrás tenido tiempo de mejorar, siendo mucho más eficaz. También para desarrollar relaciones sólidas con tus colegas y para ver como tu trabajo benefician a los demás. Esta explicación contradiría la hipótesis de la pasión: no habría felicidad inmediata, mucho menos propósito.

Wrzesniewski recomienda desarrollar una pasión. Teniendo en cuenta tus restricciones en el presente:

¿Qué pasión desarrollar? ¿Puedes convertir uno de tus hobbies en una profesión? ¿Es ese hobby monetizable? ¿Tienes más talento que tus competidores?

__________________________________________
__________________________________________

Oportunidades. Charlie Munger


En la vida uno solo tiene unas pocas oportunidades. Ve a por ellas agresivamente cuando se presenten... porque, incluso entre personas afortunadas, las oportunidades son raras. Esta lección no se enseña en ninguna escuela de negocios pero todo estudiante debería conocerla. Sin embargo, nadie habla del tema. Te pierdes una oportunidad y tu vida no será la misma. Si la desaprovechas, estás fastidiado. ¿Por qué no se enseña? La respuesta es que los profesores no lo saben. Si eliminase las 30 mejores compras de Berkshire en los últimos 60 años, ¿qué quedaría de Berkshire? No demasiado. No seríamos pobres, pero tampoco seríamos ricos. Quizá tuvimos una oportunidad una vez cada dos años. No son muchas.

Accede a la entrevista a Charlie Munger

Compra el libro de Peter Kaufman

Charlie Munger, el legendario socio de Warren Buffett, sigue iluminándonos con su sabiduría a los 95 años de edad.

¿Cuál es la estrategia para no perder oportunidades? ¿Cómo identificar las buenas oportunidades?

Programa Cardinal X

Fija un rumbo profesional en 6 semanas. 🗓 Próxima edición: Septiembre, 2021

¿Ya está matriculado?
Inicia sesión para continuar.