Frankl + Smith + Haque + Bauman


Este caso incluye reflexiones pintorescas. Conéctalas con tu carrera. Encontrarás, al final de cada fragmento, un link a la fuente original y algunas preguntas extra. Responde aquellas que llamen tu atención. Anota ideas desordenadas.

Revisa las instrucciones: El método del caso.

__________________________________________
__________________________________________

El hombre en busca de sentido. Viktor Frankl


Las personas que pensaban más en el presente eran más felices, pero las personas que pasaban más tiempo pensando en luchas y sufrimientos pasados sentían un mayor sentido, aunque eran menos felices. El hecho de que te sucedan eventos negativos disminuye tu felicidad, pero aumenta la cantidad de significado que tienes en la vida. Las personas que tienen un significado en sus vidas, en la forma de un propósito claramente definido, califican su satisfacción con la vida más alta incluso cuando se sentían mal que aquellos que no tenían un propósito claramente definido. (...) El hombre que se dejaba vencer porque no podía ver ninguna meta futura, se ocupaba en pensamientos retrospectivos. En otro contexto hemos hablado ya de la tendencia a mirar al pasado como una forma de contribuir a apaciguar el presente y todos sus horrores haciéndolo menos real. Pero despojar al presente de su realidad entrañaba ciertos riesgos. Resultaba fácil desentenderse de las posibilidades de hacer algo positivo y esas oportunidades existían. (…) Tales personas olvidaban que muchas veces es precisamente una situación externa excepcionalmente difícil lo que da al hombre la oportunidad de crecer espiritualmente más allá de sí mismo. En vez de aceptar las dificultades del campo como una manera de probar su fuerza interior, no toman su vida en serio y la desdeñan como algo inconsecuente. Claro está que solo unos pocos son capaces de alcanzar cimas espirituales elevadas. Pero esos pocos tuvieron una oportunidad de llegar a la grandeza humana aun cuando fuera a través de su aparente fracaso y de su muerte, hazaña que en circunstancias ordinarias nunca hubieran alcanzado. A los demás de nosotros, al mediocre y al indiferente, se les podrían aplicar las palabras de Bismarck. “La vida es como visitar al dentista. Se piensa siempre que lo peor está por venir, cuando en realidad ya ha pasado.” Parafraseando este pensamiento, podríamos decir que muchos de los prisioneros del campo creyeron que la oportunidad de vivir ya les había pasado y, sin embargo, la realidad es que representó una oportunidad y un desafío. (...) Recuerdo dos casos de suicidio frustrado que guardan entre sí mucha similitud. Ambos prisioneros habían comentado sus intenciones de suicidarse basando su decisión en el argumento típico de que ya no esperaban nada de la vida. En ambos casos se trataba por lo tanto de hacerles comprender que la vida todavía esperaba algo de ellos. A uno le quedaba un hijo al que él adoraba y que estaba esperándole en el extranjero. En el otro caso no era una persona la que le esperaba, sino una cosa, ¡su obra! Era un científico que había iniciado la publicación de una colección de libros que debía concluir. Nadie más que él podía realizar su trabajo, lo mismo que nadie más podría nunca reemplazar al padre en el afecto del hijo.
El psicólogo Viktor Frankl sobrevivió al infierno de Auschwitz. El hombre en busca de un sentido es el relato de un prisionero que, en los tiempos más oscuros, no perdió la esperanza. Discípulo de Freud, Frankl describe con enfoque psicoanalítico el día a día en el campo, a través de las emociones que experimenta, en su combate por la supervivencia. Unas vivencias estremecedoras, pero a la vez bellas, en las que el doctor judío, en la decisión consciente de seguir luchando, elevó su existencia.

¿Qué lecciones obtienes tú de su relato?

__________________________________________
__________________________________________

Hay más en la vida que ser feliz. Emily Esfahani Smith


Las personas felices obtienen su alegría al recibir el favor de los demás, mientras que las personas que llevan vidas significativas obtienen su alegría al dar a los demás. En otras palabras, el significado trasciende al yo, mientras que la felicidad consiste en darle al yo lo que quiere. Las personas que tienen un alto significado en sus vidas tienen más probabilidades de ayudar a otros que lo necesitan. En todo caso, la felicidad pura está vinculada a no ayudar a otros que lo necesitan. Lo que diferencia a los seres humanos de los animales no es la búsqueda de la felicidad, que ocurre en todo el mundo natural, sino la búsqueda del significado. La felicidad trata de reducir un impulso. Si tiene una necesidad o un deseo, como el hambre, lo satisface y eso lo hace feliz. Las personas se vuelven felices, en otras palabras, cuando obtienen lo que quieren.

Emily Esfahani Smith, desde las reflexiones de Viktor Frankl, profundiza en el sentido de la vida, llegando a la conclusión que la responsabilidad (y no el confort) genera el propósito. Buscar la felicidad es por tanto una estrategia inútil, cuando no contraproducente. El enfoque debe ser el opuesto: busca qué problemas superar, cuidando en todo momento de los demás. Como dice Frankl, en un momento del libro «la salvación del hombre está en el amor y a través del amor».

¿Cuáles serán tus mayores retos en una vida no siempre fácil?

__________________________________________
__________________________________________

Cómo hacer que tu pasión te encuentre. Umair Haque


James es un banquero "exitoso" pero cada día que pasa en el trabajo termina (en sus propias palabras) más estúpido que el anterior. Steve, por otro lado, pasó su veintena, y gran parte de su treintena, en proyectos fallidos, uno tras otro, pero hoy, por fin, se encuentra al frente de una empresa en la que se encuentra no solo cómodo, o incluso "feliz", sino permanentemente, y de una forma abrumadora, satisfecho. Sin embargo, apuesto que la mayoría entendéis el propósito en los términos de James: algo parecido a conducir una carrera perfecta en un Fórmula 1. Desde este punto de vista, el propósito se encuentra conduciendo vueltas más limpias que el siguiente contendiente, y así logrando un tiempo más rápido. Hola, presto: carrera ganada. La Formula 1 no es un deporte de contacto: si colisionas con otro auto es probable que, literalmente, te estrelles. Pero la creación de un propósito no es tanto la construcción de la vida perfecta, sino la disputa de una carrera de la NASCAR: una competición de voluntades, groseramente desafiantes, a menudo poco elegantes y generalmente impertinentes.
Umair Haque, un filósofo-economista con una historia personal fascinante, sugiere vivir la vida en modalidad NASCAR, conocedor, en su experiencia vital, que uno siempre sale reforzado de los grandes problemas.

¿Cómo maximizar el número de choques? ¿Cómo ajustarlo según la edad? ¿Cuál es la estrategia óptima?

__________________________________________
__________________________________________

La teoría sueca del amor. Zygmunt Bauman


No es cierto que la felicidad signifique una vida sin problemas. La vida feliz significa superar los problemas, luchar contra estos problemas, resolver las dificultades. Te esfuerzas y luego obtienes un momento de felicidad, cuando ves que has controlado los desafíos del destino. Es exactamente esta la alegría, la de superar las dificultades, enfrentarte desnudo y superarlo. Ahora, eso se está perdiendo, eso se está perdiendo cuando crece la comodidad. Lo tienes todo. Tienes suficientes provisiones para mantenerte alejado del hambre, de la miseria y de la pobreza. Pero una cosa que no tenemos, una cosa que no puede ser proporcionada por la política, desde arriba, es estar entre otras personas, estar con otras personas, ser uno entre todos. Esto tienes que hacerlo tú mismo. Esas personas capacitadas en la independencia están perdiendo la capacidad de negociar la convivencia con otras personas, privadas de sus habilidades de socialización. Es algo completamente agotador, que requiere mucho esfuerzo, mucha atención. Un proceso de negociación y renegociación, rediscusión, recreación. La independencia te despoja de las habilidades para hacer precisamente eso. Ahora dividimos nuestra vida entre dos mundos diferentes, online y offline, conectando y desconectando. La vida online está, en gran medida, libre de riesgos, los riesgos de la vida real. Es muy fácil hacer amigos en internet, en la red. Nunca sientes tu soledad. Si no te gustan las actitudes representadas por otros usuarios, simplemente dejas de comunicarte con ellos. Cuando no estás conectado, lo que inevitablemente ves es la realidad de la diversidad de la raza humana. Las personas son diversas: transeúntes, extraños. Tienes que enfrentarte a la necesidad de dialogar con ellos, de entablar una conversación. Tienes que enfrentarte al hecho de que las personas son diferentes, hay muchas formas de ser humano. Cuando estás involucrado en un diálogo, nunca sabes cómo terminará. Quizás en lugar de demostrar que eres sabio y todos los demás son estúpidos, el diálogo te demostrará que los demás son sabios y que tú eras el estúpido. La independencia te despoja de la habilidad para hacer precisamente eso. Cuanto más independiente eres, menos puedes detener este proceso y reemplazarlo por una interdependencia muy placentera. Porque al final de la independencia no hay felicidad, al final de la independencia hay un vacío de vida, una falta de falta de sentido y un aburrimiento inimaginable.

Interdependencia.

¿Puedes llevar a la práctica la bonita reflexión de Bauman? ¿Cómo construirías tus futuras relaciones—personales y profesionales? 

Programa Cardinal X


Fija un rumbo profesional en 6 semanas.

Próxima edición: Verano, 2021.

¿Ya está matriculado?
Inicia sesión para continuar.